Salvar a Luis XVI


París, enero de 1793. Celie Laurent, una valiente joven que trabaja como lavandera, está de pie junto a la muchedumbre presenciando el debate de los 721 diputados de la Convención, que discuten sobre la conveniencia de ejecutar al rey de Francia, Luis XVI, quien fuera interceptado intentando huir de su país en compañía de su esposa, María Antonieta, y de sus pequeños hijos. Cuando el debate se acerca a su fin, el desenlace parece irreversible: el Rey morirá en la guillotina. Celie, con prisa, se retira del recinto y va a dar cuenta de la novedad a su patrón, el comerciante de telas Victor Bernave, quien inmediatamente da comienzo a su plan patriótico: rescatar al Rey, el mismo día de su ejecución, en el trayecto desde la cárcel hasta la Plaza de la Revolución, para que huya del país, salve su pellejo y evitar así una luctuosa guerra civil y la ineludible represalia contra Francia que desatarán los regímenes absolutistas que la rodean (particularmente, España y Gran Bretaña). Para lograr el cometido, Bernave sólo cuenta con tres días y cuatro colaboradores: la lavandera Celie -que se entera de los cotilleos políticos en la cola de la panadería-, Jacques St. Felix -un hombre de existencia triste que lleva a cabo las tareas más riesgosas-, George Coigny -una de las cabezas del complot, que debe vivir oculto en inmundas buhardillas porque la Guardia Nacional lo busca- y el enigmático Joseph Briard -un nostálgico realista que ocupará el lugar del Rey durante su rescate y, probablemente, será víctima del linchamiento de la multitud enfurecida que no logrará ver a su monarca decapitado-. Pero, a poco de empezar el plan para rescatar a Luis XVI tropieza con la primera dificultad: uno de los instigadores de la conspiración es asesinado. Ahora sus compañeras deberán continuar con el plan evitando la vigilancia de los investigadores de la Guardia Nacional; y eludiendo el acecho del homicida a quien suponen decidido a boicotear el complot asesinándolos de a uno o delatándolos ante la Guardia Nacional para que sean decapitados junto al Rey en la guillotina.

La talentosa escritora británica Anne Perry nos sitúa con maestría en los días tumultuosos de la Revolución Francesa cuando ésta se disponía a ingresar en el aciago período del terror , utilizando una rica redacción y aportando precisos, pero no apabullantes, datos históricos, que nos permiten sentirnos partícipes de las dificultades e incertidumbres propias de la época.

Anne Perry combina, en Salvar a Luis XVI, elementos propios de distintos géneros: el thriller político, la trama de aventuras y el romance. Curiosamente, si bien hay un homicidio cuyo misterio en torno a quién ha sido el asesino atraviesa toda la trama, no estamos aquí frente a una novela de crímenes y misterio como aquellas que la misma autora lleva adelante en sus series del inspector Thomas Pitt y del detective William Monk; porque aquí el homicidio es utilizado como detonante del involucramiento de la protagonista, la lavandera Célie, en la maniobra conspirativa que pretende rescatar al rey.

Salvar a Luis XVI es una entretenida novela de aventuras cuya trama le permite a la autora bucear en ciertos temas caros a su interés como el abuso de poder, el resentimiento entre las clases sociales y las posibilidades de redención de un criminal.

Fernando Morelli

Ficha
Perry, Anne
Salvar a Luis XVI (The one thing more)
Buenos Aires. Robin Book. 2005
293pp.
Traducido por Eulàlia Gandia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada