El ahogado del Támesis


A comienzos de septiembre de 1886, un encargado de limpieza del alcantarillado londinense encuentra el cadáver de un adolescente, totalmente desnudo, en las compuertas que unen las cloacas de la ciudad con el río Támesis. El caso es asignado al inspector Thomas Pitt quien pronto descubre que la víctima es Arthur Waybourne, el hijo mayor de una destacada familia aristocrática.  ¿Pero cómo llegó el cadáver desde las coquetas residencias londinenses a la zona miserable donde fue hallado? Al parecer, el joven no se ahogó en el río, como todo parecía indicar, sino que alguien lo ahogó en una bañera y luego lo arrojó a las cloacas con la intención de que las ratas lo deglutieran. ¿Pero, por qué alguien quisiera asesinar a un joven aristócrata de 16 años? La familia de la víctima pronto señala a un sospechoso que no es de su misma clase social; y todo un círculo de dudosas pruebas lo señalan como culpable. La opinión pública condena de antemano al acusado porque los abogados de la víctima lo sindican como homosexual y dan a entender que quiso abusar del joven fallecido. Sin embargo, el inspector Pitt presiente que el imputado es inocente pero su superior, el inspector jefe Dudley Athelstan, le impide continuar investigando porque el caso ya está cerrado. Thomas Pitt se angustia al saber que se ejecutará a un inocente, pero no puede encontrar al verdadero culpable. Sin embargo, el inspector contará con la subrepticia ayuda de su esposa Charlotte, una mujer de atractivo porte, cuyos modos y contactos con las familias de alcurnia le posibilitarán acercarse al círculo íntimo de Arthur Waybourne para hallar al verdadero culpable de la muerte del joven.

El ahogado del Támesis es una novela que nos muestra el enmarañado tejido de siniestras apariencias que rodeaban a las familias aristocráticas del período victoriano y lo contrapone con el descarnado mundo de explotación laboral y sexual de los bajos fondos londinenses. Anne Perry no edulcora la realidad de la época, y por momentos la lectura puede resultarnos difícil de sobrellevar de tan cruda que se nos presenta.

El sexto libro de la serie protagonizada por el inspector Thomas Pitt y su esposa Charlotte desarrolla uno de los temas preferidos de la autora: la hipocresía de las clases altas, que prefieren conservar las apariencias antes que develar las miserias de sus vínculos, aún cuando se enfrenten a un asesinato.

El texto de Anne Perry desarrolla toda clase de vejaciones humanas: prostitución femenina forzada, prostitución infantil y trabajo esclavo. Sin embargo, no puede disociar las relaciones homosexuales consentidas (penadas por la ley en aquellos años) del abuso infantil, como si fueran parte de una misma cosa. Entendemos que  esto ocurre por la distancia del texto (publicado hacia 1984) y por las creencias religiosas de la autora. Algún lector perspicaz podrá argüir que Anne Perry intentó representar la homofobia propia de la moral victoriana, sin embargo, esto no se repite en el retrato de la inteligencia femenina, presente en los personajes femeninos creados por la escritora pero ninguneada por la misoginia imperante en la época, cuya moral -paradójicamente- estaba guiada por una mujer: la Reina Victoria.

Fernando Morelli

Ficha:
Perry, Anne
El ahogado del Támesis (Bluegate Fields)
Barcelona. Debolsillo. 2004
312 pp.
Traducción de Ramón Pros
ISBN 9788484509998

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada